Maestro terapeutico

Maestro terapeutico

domingo, 7 de febrero de 2016

Maestra terapéutica aconseja: guía rápida para apaciguar a un estudiante agitado

  1. Usa tu tono de voz y lenguaje corporal para marcar el ritmo de la interacción entre el estudiante y tú. Especialmente con tu voz, proyecta tranquilidad y estar en control de la situación. Manteniendo un tono de voz bajo y un lenguaje corporal pausado logras aplacar las emociones intensas del niño.
  2. Haz que el estudiante hable calmadamente, usando un tono de voz bajo y lento.
  3. Reformula o replantea la preocupación del estudiante, pero sin que le añadas ni le quites nada a lo que el niño dice. Se específica(o) y di lo que tienes que decir en segmentos cortos; esto es, sin palabras extras ni explicaciones innecesarias. Trata de mantener tus comentarios y observaciones dentro de la regla de los 30 segundos. En otras palabras, el segundo 31 es tu momento de hacer silencio para que el estudiante pueda hablar. El objetivo principal de tu intervención es escuchar más y hablar menos.
  4. Clarifica el problema o la preocupación del estudiante haciendo preguntas que lo alienten a expandir y a elaborar. Por ejemplo, preguntando, “¿Me puedes decir más sobre esto?” Refrasea o reformula lo que el estudiante dice para asegurarte de entenderlo, y finalmente, resume su preocupación principal en dos o tres oraciones.
  5. Este no es el momento ni para amonestar ni para dar consejos, mucho menos para sermonear. Tu labor es proveer información en forma de observaciones y descripciones.
  6. Periódicamente, revisa la comprensión del niño. Pídele que repita en sus propias palabras lo que tú le acabas de decir o que comente acerca de lo que acaba de escuchar. 
  7. Si el niño es muy joven, usa ejemplos gráficos o que se puedan representar usando dibujos. Pídele al niño que cree una imagen en su mente haciendo preguntas como, “¿Puedes ver lo que acabo de decir?” O diciendo, “Quiero que veas esto en tu mente.”
  8. Comunica tu entendimiento y tu aceptación de la situación rápidamente. Puedes decir, por ejemplo, “Te estoy escuchando… que hayas perdido los puntos por buena conducta que ya te habías ganado en la mañana puede ser frustrante para cualquiera.”
  9. No minimices la preocupación del estudiante, pero sí minimiza el peso o la gravedad del problema. El mensaje que le tienes que dar al estudiante es que tú entiendes la razón por la cual se siente mortificado, pero la situación tiene solución y el problema se resolverá. Comenta, “Cuando te sientas mejor, podemos trabajar juntos en resolver este problema.” En ese simple comentario hay una poderosa suposición: tú te vas a sentir mejor.
  10. Muestra interés en conocer la posición del estudiante; por ejemplo, “Ya escuché a tus compañeros, pero realmente estoy interesada(o) en entender lo que ocurrió desde tu punto de vista. Explícame como empezó esto.”
  11. Apacigua el coraje del niño, validando el contenido de su mensaje. Por ejemplo, “Lo que tú estás diciendo hace sentido. Estoy de acuerdo en que…”
  12. Comenta, “Puedo ver como esta situación te resulta problemática. Sin embargo, yo quiero que permanezcas en calma de manera de entender mejor lo que pasó.” La frase en cursiva presupone que el estudiante ya está calmado y que se va a mantener así, ingeniosa técnica de persuasión. También, al decirle que tú lo quieres calmado, lo apoyas y le das estructura externa, vital para un niño temporeramente fuera de control.
  13. Define el objetivo o el propósito del estudiante; por ejemplo, “Se que te sientes molesto. ¿Qué tú necesitas que pase para que te sientas mejor? ¿Qué tú deseas?”
  14. No le prometas al estudiante que tú vas a resolver su problema. En su lugar, comenta, “¿Qué puedo hacer para ayudarte a resolver este problema?”
  15. No te envuelvas en una lucha de poder (power struggle) con el estudiante. Enfoca en lo que el estudiante quiere y necesita; no en lo que tú quieres y necesitas.
  16. Tu tiempo es valioso y limitado, no lo desperdicies tratando de probarle al estudiante que tú estás a cargo. TU ESTAS A CARGO, NO HACE FALTA PROBARLO. Pregúntale al estudiante que es lo que se necesitaría para que los dos puedan colaborar en la búsqueda de una solución y ofrece hacer tu parte primero.


******************************



****PRoMoCióN*****PRoMoCióN*****

PaRa LoS aMaNTeS De LoS aNiMaLeS


Si te gustan los animales, Mundo mascota es la página ideal para ti. Aquí encuentras noticias, novedades, curiosidades y consejos, enfatizando en el buen cuidado y buena salud de nuestras amadas mascotas. ¡No te la pierdas! (Dale un “Me Gusta” a nuestra página web en Facebook.)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario